CARRITO DE FLORES
lenguajes-del-amor

Aprender con amor | Haz el test y descubre tu lenguaje del amor

Hablar de amor es, como hablar de los viajes, es algo por lo cual la gente se siente muy apasionada sin embargo siempre seremos novatos, es decir, siempre estaremos en constante búsqueda de aprendizaje que forme alguna idea o definición clara acerca de esos conceptos.

Aprendizajes que pueden ser en forma de experiencias, libros, historias de otros, consejos de otros, etc. Las ultimas ideas que nos han llegado, y que creo que ayudan a acercarnos un poco más a saber amar, son las siguientes:

  • Los lenguajes del amor.

Según Gary Chapman, hay 5 lenguajes del amor: Tiempo de calidad, palabras de afirmación, actos de servicio, recibir regalos y contacto físico. Esta teoría se basa en que todas las personas expresan su amor de diversas maneras y que es esencial que las parejas identifiquen la forman la que comunican su amor mutuamente para que sean capaces de mejorar su relación. Lo interesante es que no somos conscientes de que el lenguaje que hablamos, tal vez no es el mismo al lenguaje que entendemos. Por ejemplo yo podría hablar en español pero sólo entiendo a las personas que me hablan en ingles, por eso la importancia, porque por un lado si identificas que lenguaje entiendes puedes valorar más a las personas que se acerquen hablando dicho lenguaje, y por otro lado si eres consciente de que lenguaje habla tu pareja entonces tienes la oportunidad de aprender un nuevo idioma si no es que ya lo hablas.

La verdad es que todo esto se puede ver como mucho lío, sin embargo es cuestión de entender que la comunicación es base en una relación y que si has decidido estar en ello, lo mejor es que ambos den lo mejor de si para que funcione (claro lo humanamente posible).

Les dejo un test que realizó alguien del equipo de FloryouMx para que descubran que lenguaje del amor hablan: https://www.playbuzz.com/dassial10/qu-lenguaje-del-amor-hablas 

  • San Valentín.

La idea de que tal vez San Valentín haya sido nombrado así por ser valiente para enamorarse y enamorar a otros, me agrada. Porque si hay una característica en la que creo mucho para tener una relación exitosa es la valentía.

Pocas veces explicada, la valentía proviene de las etimologías del verbo “valere”, que es sinónimo de “permanecer con fuerza y salud”; “ente”, que equivale a “agente”, y el sufijo “-ia”, que puede traducirse como “cualidad”, es decir, cualidad del ser humano para permanecer con fuerza y salud.

Recuerdo a muchos comediantes mexicanos hablar del matrimonio y compararlo a una relación joven de noviazgo y referirse a ellos como incrédulos (“no saben lo que hacen”), pero realmente esa valentía no se lleva por titulo o tiempo, es un traje que te tienes que poner en el momento en el que se te ocurre amar a alguien.

De que sirve amar a alguien si no lo vas a dar todo, porque dejas que los miedos pesen más que la felicidad que emana de sus encuentros. Que sí que me estoy refiriendo a las relaciones sanas, donde hay respeto y valores sinceros, ya que si estás en una relación dañina la valentía te servirá más para salirte de ahi.

En fin sin más vueltas, creo que para amar hay que ser valientes, así sin adornos.

  • El romance es como el alcohol.

Hace un tiempo recibí en mi correo a manera de newsletter un post de un escritor al que sigo mucho porque me fascina su estilo de escritura, este post lo tituló: “El romance es como el alcohol”. Si dudas de su hipótesis, sólo hace falta leer estos párrafos para darnos cuenta que después de todo la comparación no es una locura:

El romance es como el alcohol. Inventa emociones de la nada. Puede crear ideas del amor, puede intoxicarnos con una felicidad imaginada. Puede generar enojo y celos donde no es merecido. Puede crear tristeza y corazones rotos cuando no hay nada perdido.

El romance es como el alcohol. Se siente demasiado bien. La mayoría del tiempo. Pero usualmente hay un precio que pagar, normalmente en cuanto llega la sobriedad.

El romance es como el alcohol que puede distorsionar el tiempo. Unos cuantos segundos pueden parecer una eternidad, donde todo un fin de semana puede desaparecer sin saber que ha pasado.

El romance es como el alcohol: te pone muy caliente. A veces tan caliente que puedes terminar durmiendo con alguien que probablemente no debías.

Con el tiempo he entendido que el romance es como el alcohol, algo que debe ser disfrutando y usado responsablemente (y preferentemente no mientras conduces). Que es una herramienta diseñada para hacer mi vida mejor, incluso con el riesgo de que la haga peor.

Porque el romance es como el alcohol: Algunas veces sólo quieres salir y emborracharte por un tiempo.

Creo que no hay mucho por agregar cuando todos estos aprendizajes lo dejan tan claro, ¿o no?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cobertura en Pachuca

Entregas a domicilio

Garantía de entrega

Conoce los horarios de entrega

Atención personalizada

WhatsApp, Teléfono y Chat

Pago 100% seguro

PayPal / MasterCard / Visa

× Asistencia